Los mejores trípodes para cámaras

El trípode es uno de los primeros accesorios que nos acercan al mundo de la fotografía profesional, ya sea en una boda que queremos hacer un encuadre “tipo aéreo” a 90° desde la pista de baile, o si vamos a salir a la naturaleza a retratar pájaros con un teleobjetivo enorme, o en grabación de video; esas situaciones hipotéticas requieren de gran estabilización que a pulso puede ser bastante difícil lograr las imágenes que deseamos, por eso aquí te presento una lista de los mejores trípodes para cámaras réflex que considero aportan bastante calidad para diferentes situaciones:

 

Trípode Manfrotto MKC3-H01

 

Manfrotto-MKC3-H01

 

Es un trípode ligero, tiene unas dimensiones de 47,8 x 13,2 x 9 cm y pesa solo 1,2Kg. Tiene movilidad total, al tener “cabeza de bola” y un gatillo que permite mover con libertad la cámara. Ligero e ideal para viajes. Cuenta con seguros que permiten la movilidad solo de lado a lado, o de arriba hacia abajo lo que es increíblemente útil en filmaciones. Se puede usar con cámaras pesadas. Por contra, y  por su ligereza las patas pueden estar un poco flojas, es difícil hacer tomas bajas. Lleva un tiempo en acostumbrarse a usar el agarre. No obstante, es de los trípodes preferidos por los usuarios. Sólo hay que leer las opiniones sobre el Manfrotto MKC3-H01

Su precio es de lo mejorcito, y es que por menos de 50€ tendremos un trípode de altas prestaciones.  Puedes adquirir el trípode haciendo click aquí.

Walimex

 

Walimex

Es un trípode básico y asequible, la cabeza puede girar 360 grados, con una inclinación de 90 grados. Las patas son de 4 secciones, aguanta hasta 3 kilos y tiene un gancho en la parte central para cargarle objetos que ayuden en la estabilización. Solo pesa 650 gramos y tiene buen aguante, por lo que es muy útil para viajes. Quizás, lo que más le echamos en falta es un mango para controlarlo fácilmente. No obstante, por su precio inferior a 25€ lo hacen muy bueno para llevárnoslo a todos nuestros viajes.

Hama Star 61

Hama-Star-61

 

Poco más completo que el anterior, ya que también soporta un máximo de 3 kg. Tiene mecanismo para desmontar rápido la cámara. Está diseñado para viajes, incluso viene con un estuche resistente que lo protegerá contra los golpes del camino. Tiene una altura mínima de 60 y máxima de 153 cm. No obstante, puede que no sea para profesionales o fotógrafos que necesiten cargarle objetivos grandes y muy pesados. Ahora está de oferta y podemos encontrarlo por menos de 20€ haciendo click aquí.

Carat Electronics TPA-02

Carat-Electronics-TPA-02

Este modelo de trípode es muy asequible, así que puede ser una compara para principiantes, ofrece movilidad total por su mecanismo “cabeza de bola”. Tiene una construcción solida y a la vez ligera en aluminio con una calidad similar a la marca Vivitar. Las patas están divididas en 4 secciones para una mayor rigidez. Es un trípode que está más diseñado para fotografía que para vídeo por la carencia de mango para poder controlarlo. Quizás su precio sea un poco desorbitado para lo que es. No obstante, puedes comprarlo haciendo click aquí a través de AmazonES.

Cullmann 52125

 

Cullmann52125

Trípode pensado para los viajes y los fotógrafos aficionados de la excelente marca Cullmann. Es bastante ligero, pesa 1.277 kg y soporta hasta 2.5 Kg. Con una altura máxima de 165 cm. Tiene todo lo esperado en un trípode útil para fotografía, mecanismo de montura de cámara rápido, burbuja de nivelación, un grip de manejo y estabilizadores en las patas, así como un gancho central para colgarle una pesa que le brinde más estabilidad. En exteriores con viento fuerte puede ser útil. No obstante, éste trípode podría frustrar a un profesional, no permite cargarle equipos muy pesados, tal vez estar pesando el equipo para que no se pase de los 2.5 kg, es absurdo Su precio, es de risa para lo que es, ya que por menos de 25€ lo tienes haciendo click aquí.

Cullmann Alpha9000 : La joya de la corona

 

cullmann-alpha

No queríamos terminar el POST uno de los cuales nos parece el mejor trípode. Pesa poco y tiene una altura bastante considerable. Tiene dos burbujas y es muy fácil de transportar. Yo lo he probado para mi Nikon D3100 y aguanta bastante bien. Lo uso mucho para fotos nocturnas y de momento no tengo ningún problema. Ya estamos hablando de un trípode un poco más profesional, luego su precio no es como los otros. Por unos 130€ lo puedes encontrar de oferta en el siguiente enlace.

 

¿Con cuál nos quedamos?

Ahora nos toca decidir presupuesto y calidad. Si optamos por ésto, quizás nos quedaríamos con el trípode Cullmann Alpha9000 ya que nos proporciona las mejores características para uso un poco más profesional. Si nuestro presupuesto está más ajustado, yo tiraría por la opción del Manfrotto MKC3-H01, el cual quizás sea el mejor trípode para cámaras en relación calidad/precio.

 

Esperamos que os haya gustado el artículo y os haya ayudado a decidir. No dudéis en preguntarnos cualquier duda y compartir en vuestras redes sociales :)